Los ambientes son espacios con alma, habitados por personas que establecen relaciones significativas que dejan su huella.

El trabajo por ambientes se refiere no solo al espacio sino también a las relaciones que se establecen en él; es un concepto más profundo y complejo que tiene algo inmaterial en su esencia.

Esta metodología multiplica las posibilidades de exploración y acción del niño, propicia múltiples relaciones que favorecen la creación de una comunidad de convivencia y aprendizaje desarrollando su creatividad y potenciando su autonomía.

Los conceptos de libertad y de respeto a los ritmos de desarrollo son fundamentales para el crecimiento en armonía de los niños.

Las propuestas con materiales naturales, con una estructura abierta, que ofrecen múltiples opciones, que fomentan la expresión artística y el descubrimiento, son claves en la pedagogía de ambientes de aprendizaje.

 

🌟 CREactiva: ambiente sensorial en el que se desarrolla la estimulación de los cinco sentidos y del movimiento a través de la exploración y descubrimiento libre.

🌟 CREavida: ambiente de vida práctica en el que se desarrolla la motricidad fina y coordinación visomotriz mediante el juego.

🌟CREatelier: ambiente en el que se desarrolla la creatividad a través de cuatro contextos: artístico, experimental, natural y de la luz.